Contáctanos : 5640 9442 - 5574 6739

El primer paso para tú nuevo cuerpo

Home > Cirugía de Obesidad > Banda Gástrica

Banda Gástrica

La Banda Gástrica es un dispositivo de silicona puesto en la parte superior del estómago a través de cirugía laparoscópica, destinado a desacelerar la digestión y estimular la saciedad precoz.

Por no haber cortes o uso de grapas en el estómago, la banda gástrica ajustable es un tratamiento reversible.

Su efecto es dejar el estómago en forma de “ampolleta”, restringiendo la parte superior para la recepción de alimentos. Así, la persona ingiere una poca cantidad de comida y queda satisfecha más rápidamente.

La indicación de éste o de cualquier otro tratamiento para el problema de obesidad sólo puede ser hecha por un médico especialista, con base en el cuadro específico de cualquier paciente. El requisito para la colocación de la Banda Gástrica es que el paciente tenga un IMC superior a 35 kg/m² (calcule su IMC al costado izquierdo) y enfermedades asociadas como presión alta, diabetes.

La colocación de la Banda Gástrica es hecha por medio de cirugía laparoscópica, con una duración aproximada de 35 minutos y no hay cortes o uso de grapas en el estómago. Como es un tratamiento poco invasivo, el tiempo de hospitalización es solamente de un día en hospital o clínica.

La Banda Gástrica es la primera aprobada por la FDA – U.S. Food and Drug Administration (órgano norteamericano responsable por la aprobación de alimentos, remedios y tratamientos) y sus beneficios han sido ampliamente reconocidos por la comunidad médica a nivel internacional.

Existen más de 700 publicaciones científicas sobre este método para tratar la obesidad y un estudio realizado por los científicos Dixon y O’Brien mostró que el objetivo de pérdida del exceso de peso se ha logrado satisfactoriamente (87.2% de los pacientes con obesidad de leve a moderada) con el uso de este tratamiento en un plazo de 24 meses.

Si se compara con el grupo de terapias no quirúrgicas, que obtuvo una tasa de éxito de sólo 21.8%, es posible observar el éxito del tratamiento de la Banda Gástrica. Se observó también que el síndrome metabólico se mantuvo solamente en el 3% del grupo que recibió la Banda Gástrica, mientras que para el grupo no quirúrgico ese índice fue de 24%.

Este tratamiento es eficiente para pérdida y mantenimiento de peso. Un año después del implante de la Banda Ajustable es posible observar mejoría en los niveles de glicemia e insulina en ayunas inclusive en pacientes diabéticos. La sensibilidad a la insulina y la función de la célula beta mejoran sustancialmente con la pérdida de peso provocada con la Banda Gástrica Ajustable. Con esto es posible la reducción en el uso de medicamentos hipoglicemiantes orales.

Nunca fue registrado ningún caso de ruptura de la Banda Gástrica Ajustable dentro del estómago. El implante y la permanencia de la Banda Gástrica no deben causar efectos colaterales. Normalmente, el usuario no debe sentir ninguna incomodidad, pero hay pocos casos en que el ajuste de la Banda Ajustable es necesario, lo que es orientado por su médico.

El seguimiento periódico en un paciente con Banda Gástrica, como en cualquier cirugía bariátrica, es imprescindible. Además de eso, es ideal que la persona tenga acceso a un tratamiento multidisciplinario, que incluya un cambio en el estilo de vida para resultados todavía más satisfactorios.