Contáctanos : 5640 9442 - 5574 6739

El primer paso para tú nuevo cuerpo

Home > Cirugía de Obesidad > Cirugía de Diabetes

Cirugía de Diabetes

La obesidad y la diabetes se han convertido en los dos problemas de salud más peligrosos del último siglo.

Se dice que una de cada siete personas mayores de 50 años padece intolerancia a la glucosa y en la mayoría esto es resultado de la obesidad y el síndrome metabólico asociado. Se calcula también que una de cada diez personas que sufren de esta intolerancia a la glucosa desarrollará en algún momento de su vida diabetes tipo 2 y se estima que en treinta años, la tasa de personas diabéticas a nivel mundial podrá crecer en más de un cien por ciento.

La situación se presenta por demás alarmante para este tipo de pacientes tomando en cuenta que según investigaciones realizadas por los especialistas, uno de cada tres diabéticos desarrollará fallas renales y más del 70% morirán a causa de una enfermedad cardiovascular. Además de que esta enfermedad se ha convertido en la causa principal de ceguera y amputación de extremidades.

Según cifras de la Federación Internacional de Diabetes, se estima que el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 se incrementa 93 veces en las mujeres y 42 veces en los hombres que son severamente obesos.

De tal forma que la diabetes y la obesidad se han convertido en una verdadera epidemia a nivel internacional, que obliga a las personas obesas a tomar medidas más drásticas y eficientes cuando los tratamientos tradicionales a base de dietas o ejercicios no han arrojado los resultados esperados. En este sentido la cirugía bariátrica se presenta como la única opción para erradicar y/o controlar ambos problemas de salud.

A través de la experiencia, el Dr. Jorge E. Ramírez Velásquez, especialista en Cirugía Laparoscópica y de Obesidad del Hospital Angeles Roma y Angeles Lomas, ha comprobado que los niveles de insulina se controlan luego de una operación de este tipo, brindando a los diabéticos una real esperanza de vida.

“Hemos podido comprobar y ha quedado documentado que hasta el 90% de los pacientes que se someten a este tipo de intervenciones quirúrgicas para corregir sus problemas de obesidad han bajado considerablemente sus niveles de azúcar a los pocos días de haber sido operados.

“En México existen más de 10 millones de pacientes con obesidad y en la actualidad la única cura que tiene esta enfermedad, que se ubica como la primera causa de muerte de los mexicanos, es la cirugía, que además de ser el único método efectivo, te brinda el mayor costo beneficio si tomamos en cuenta que a lo largo de la vida gastamos grandes cantidades de dinero en productos milagro, que resultan ineficientes y peligrosos”, resaltó el Dr. Ramírez.

Destaca también que entre más temprano en la vida de un obeso se practique esta cirugía, menor será el daño a su organismo. Sin embargo, vale mencionar que de acuerdo con estudios realizados a nivel mundial, la cirugía sólo es efectiva para la perdidad de peso mantenida a través de los años y para la mejoría de enfermedades únicamente asociadas a la obesidad, como la diabetes, hipertensión, dislipidemias y problemas cardiovasculares.

La cirugía de obesidad ofrece varias alternativas para recuperar la salud como el Bypass Gástrico, o la gastrectomia en Manga, que se adecuan a las necesidades de cada organismo. Esto se determina a través de una revisión multidisciplinaria como la que ofrece Obsurg, comunidad médica dedicada a tratar los problemas de obesidad a la que pertenece el Dr. Ramírez y conformada por especialistas en diversas áreas de la medicina.

“Hemos logrado formar un importante equipo de especialistas en cada una de las áreas involucradas en este tipo de cirugías, pues los pacientes requieren de una estricta evaluación para saber si son candidatos o no. En este sentido, nuestro equipo analiza cada uno de los riesgos y beneficios para el paciente, desde su condición física hasta la psicológica. Esto nos permite brindarle mayores resultados sin poner en riesgo ningún aspecto de su vida”.

Los expertos se atreven a predecir que la cirugía para la obesidad se convertirá en un tratamiento cada vez más común en los próximos años y podrá ayudar a los pacientes a superar dos de las enfermedades más peligrosas de nuestro siglo.